Internet y otras redes: bajo el disfraz de la libertad, un gran negocio


‘ (…) aunque que sus defensores “ lo presenten ( a las nuevas redes telemáticas ) como una etapa en la liberación del ciudadano (y en teoría abra, efectivamente, fascinantes posibilidades de comunicación), se enmarca sobre todo en una gigantesca operación comercial” (Torres 1994:38).
Ya en 1978, el venezolano Antonio Pasquali aventuraba con acierto que
“según una hipótesis futurológica cada vez más verosímil, las superpotencias traspasarán e todo lo que puedan del sector secundario (contaminante y problemático) a los países subdesarrollados, para concentrar todo su poder en los sectores terciario y cuaternario (comunicación / información), generadores del mayor valor agregado y de controles realmente globales” (Pasquali 1979:13).’

En La pantalla ubicua, cap.6
Diego Levis (La Crujía, 1º edic.1999).