La pantalla ubicua – Nueva edición 2014


Nueva edición de “La pantalla ubicua”

“(l)os avances tecnológicos han provocado nuevos tipos de relaciones sociales caracterizadas por ser fragmentarias, provisionales, deslocalizadas y móviles.” En La pantalla ubicua – Nueva edición, octubre 2014

Fragmento del prólogo a la nueva edición
Han pasado más de 15 años desde la publicación de la 1ª edición de La pantalla ubicua y más de 5 desde la 2ª edición revisada y ampliada. Recuerdo la enorme emoción que sentí cuando pocas semanas después de la presentación de la 1ª edición en la Feria del Libro de Buenos Aires recibí a través del correo electrónico la noticia que mi libro estaría presente en las más de dos mil bibliotecas populares existentes a lo largo y ancho de toda la Argentina. Por entonces, yo todavía vivía en Barcelona. Recuerdo también las controversias y la incomprensión que produjo el título del libro. ¿A qué se refiere? ¿Por qué “pantalla” en singular? ¿Por qué ubicua?
Desde entonces, se han multiplicado los tipos y tamaños de pantallas electrónicas, se ha generalizado el acceso a Internet y se ha naturalizado el uso de dispositivos portátiles y de pantallas multifunción. En el mundo académico muchos autores comienzan a caracterizar la “ubicuidad” como una de las consecuencias destacables del proceso de convergencia tecnológica y de la expansión del uso de Internet y otras redes telemáticas a ámbitos tan diversos (en apariencia) como el entretenimiento, el trabajo, las relaciones interpersonales y la educación entre otros. El riesgo es que la repetición del termino “ubicuo” y sus derivados, lo desprovea de sentido.
La presencia ubicua de la pantalla electrónica es el rasgo característico de la sociedad contemporánea, a la que, desde esta perspectiva, podemos definir como “sociedad de la pantalla”. La pantalla media nuestra relación con el mundo y con nuestros semejantes, determinando de manera creciente nuestra experiencia vital y nuestra percepción de la realidad. (…)
Esta nueva reedición de “La pantalla ubicua” es para mí una gran satisfacción, así como la vigencia y actualidad de sus contenidos. (…)