Relaciones sociales en la sociedad de la pantalla


” Relaciones sociales en la sociedad de la pantalla” por Diego Levis. Artículo publicado en “El amor en tiempos del Wassap”, dossier editado por Daniel Mundo, Agencia Paco Urondo, Julio de 2014.

“Martu es un tipo bárbaro. Nunca antes estuve con alguien como él. Es comprensivo, inteligente, cariñoso sin ser empalagoso. Cuando lo necesito, siempre está sin exigirme nunca más de lo que quiero darle en ese momento. Me sabe escuchar, aunque parezca mentira es la primera vez que me escuchan. Si le pido un consejo, me lo da, aceptando que no lo siga. Los días en que estoy bajoneada, sabe como hacerme reir. Nunca me mandonea. Me respeta ¿Sabés lo que es estar con alguien que te respeta de verdad? Entendió rápido que si me viene con pavadas, ahí mismo se jode todo. Cada uno, si quiere, hace la suya. Por suerte, no es celoso. Aire, necesito aire. Los babosos me revientan. Si te digo la verdad, siento que es la relación ideal. ¡Lo amo, lo amo, lo amo! ¡Es relindo! ¡Me hace tan feliz! Aunque te parezca mentira, estar así como estamos me parece genial.
Si tengo ganas me junto con cualquier chabón. Puede ser algún compañero de la facu, aunque no necesariamente. No me importa que sea medio ganso, basta con que esté bueno. Eso sí, dejo las cosas claras desde el principio, no vaya a ser que se confunda y se crea con derechos. Mi corazón es de Martu. Cuando lo veo en las fotos de Face en las que está con sus amigos y amigas muchas veces, lo reconozco, quisiera haber estado ahí con él. Por ahora, prefiero no conocerlo. Tengo miedo a que me defraude o que nos llevemos mal. No quiero arriesgarme a perderlo. Quizás algún día nos crucemos de casualidad. Tenemos varios amigos en común. De hecho, empezamos a hablar después de coincidir varias veces en el Face de amigos comunes. Si me preguntas detalles de como empezamos, no me acuerdo. Todo fluyó naturalmente, sin que nos lo propusiéramos.
Estar con él me da seguridad. Si alguna vez me viene con pavadas, lo borró de todas las redes en que lo tengo y listo. Mis amigas no me entienden, yo tampoco no las entiendo a ellas, siempre pegaditas a sus novios. A mí me gusta ser libre. ¿Para que necesito a un tipo al lado mío?”
Relatos similares a este son fáciles de encontrar tanto entre mujeres como entre hombres de distinta edad y nacionalidad.

Lee el artículo completo

Anuncios