Los papeles secretos de Wikileads: ¿La gran farsa?


250 mil documentos “secretos” en WIKILEADS ¿filtración, espionaje, descuido o la mayor operación de INTOXICACION informativa-política de la historia” ? ¿A quiénes beneficia?
¿Será casualidad que los cinco principales diarios de los países centrales hayan publicado (filtradas) los papeles “secretos” del departamento de estado? ¿Un soldado de 23 años tiene acceso a la base de datos del departamento de estado de EEUU? ¿La diplomacia estadounidense sólo se ocupa de chismes de salón? ¿Es relevante para los intereses de EEUU la simpatía o antipatía de los políticos del mundo?
¿No resulta vergonzoso leer en nuestros diarios grandes titulares basados en esos cables para denigrar a nuestros gobernantes en lugar de mostrar repulsa por la falta de respeto que muestran los nondiplomáticos estadounidenses hacia las instituciones democráticas y los gobernantes de otros países?

¿Es Estados Unidos el espejo donde debemos mirarnos? ¿Porqué omiten tantos “periodistas” estrella(dos) de nuestra televisión el relato del buen hacer de EEUU en el mundo? Algunos hechos recientes y algún otro de más larga data:
1- Invasión y destrucción de Iraq para saquear el petróleo, bajo la excusa de inexistentes arsenales de armas de destrucción masiva (que por cierto EEUU acumula y usa libremente).
2- Detención ilegal y torturas de cientos de ciudadanos de ciertos países del mundo, torturas por cierto reconocidas y legitimadas por Georges Bush (h), ex presidente de EEUU, responsable de ordenarlas.
3- Invasión de Afganistán
4- Promoción de un modelo económico basado en prácticas finacieras / especulativas que provocaron una crisis de gran alcance, pagada por los ciudadanos mediante subvenciones gubernamentales a costa de la quiebra del estado del binestar (salud pública, educación pública, etc)
5- Exportación de un modelo cultural basado en la violencia, la sobrevaloración de la praxis y el desprecio a la reflexión

Son tantos los artículos lamentables publicados durante los ultimos días por La Nación y por Clarín que es difícil seleccionar unos pocos. ¿No les da vergúenza a sus autores escribir tantos despropósitos sin más sustento que una filtración? ¿Nadie les explicó nunca una de las principales, sino la principal, reglas del periodismo: la necesidad de contrastar las fuentes?