Avatar: Cambia la naturaleza del cine


¿Avatar es cine? ¿El audiovisual 3D digital es cine? ¿Avatar es una buena película o un espectáculo audiovisual deslumbrante? ¿Es lo mismo? ¿El cine como espectáculo está llegando a su fin? ¿Ha llegado a su fin? ¿Qué aporta Avatar a la historia del audiovisual? ¿A las artes visuales? Las preguntas que plantea el desarrollo del cine digital (¿simulacro de cine?) son numerosas.

Susana Velleggia, aguda observadora del desarrollo del audiovisual escribió un interesante artículo sobre lo que le sugiere la obra de James Camaron
“AVATAR (ES) DE UN FILM PARADÓJICO; PANFLETARIO, EXITOSO E INCOMPRENDIDO”
“Al igual que toda obra audiovisual de calidad, Avatar (James Cameron, EEUU, 2009, 162’, Twentieth Century Fox) tiene varios niveles interpretativos. El primario es la peripecia que ilustra la lucha entre el bien y el mal, presente en muchos géneros de Hollywood. También pueden inscribirse en este nivel la conversión del protagonista, Jake y otros personajes, que pasarán de un bando al otro. Destinados a una base interplanetaria, mezcla entre marines, CIA y laboratorio científico del futuro, algunos de ellos son transformados de manera transitoria, y merced a la tecnología, en avatares.(…)”
Leer el artículo completo

La publicación de este artículo se hace con la autorización expresa de su autora