Un espacio para divagar


Huir de las palabras adecuadas, aquellas que se escriben y se dicen con tibieza, sin apartarse demasiado del camino trazado por los “opinadores mediáticos”. Eso pretende “Nada más asqueroso que un baño público”, un blog destinado a las divagaciones