Notas acerca del mito de la prensa "independiente"


Salvo contadas excepciones,los diarios y programas periodísticos en la televisión y la radio se proclaman independientes, erigiéndose en pretendidos portavoces de la “gente”, eufemismo culposo detrás del cual se agrupan el denostada, temida, a menudo avergonzante, muchas veces manoseada idea de “pueblo”. Los medios esconden detrás de su supuesta independencia, los intereses legítimos que defienden. En primer lugar los de sus propietarios. De este modo, desde una posición de fingida objetividad la prensa y la radio-televisión van construyendo una visión fragmentada y determinada de la realidad (por ejemplo, el diario Clarín desde hace al menos 12 años se ocupa con insistencia en subrayar la inseguridad publicando día tras otro algún crimen en su primera página, sin detenerse a analizar, por ejemplo, los índices de criminalidad – más bajos en Buenos Aires que en gran parte de las urbes del mundo de tamaño equivalente)
Hace muchos años, cuando estudiaba periodismo en Barcelona, tuve una excelente profesora, Amparo Moreno, que me enseñó la importancia que tiene analizar en las noticias quienes son sus protagonistas y que rol ocupan en ella. De este modo, podemos ver como los medios contribuyen a crear y afianzar los arquetipos que terminan por fijarse en el imaginario colectivo (En la Argentina el caso de los “pibes chorros” es un buen y triste ejemplo)
Afortunadamente las tecnologías digitales están permitiendo la aparición de formas alternativas de periodismo que poco a poco le están quitando el monopolio de la palabra y de la imagen a los grandes grupos de medios.

Para ampliar:
La crisis y los medios, en Página 12, 28/01/2009
Entrevista a Enrique Bustamante, catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad Complutense de Madrid. Página 12, 29 de Diciembre de 2008.
¿Tolerancia 0?, en Página 12, 19 de marzo de 2009 “Si la inseguridad se combatiera con el estilo Dubai, muchos famosos –como Susana– reconocerían que los delitos no son un problema (sólo) de otros”.
Enemigos de la era demócrata. Por Julián Gorodischer en Página 12, 8 de febrero de 2009