Tecnocontrol: Camino a un "Mundo Feliz". El gran ojo del Hermano Mayor


Pocas veces tenemos conciencia del alcance del control ubicuo bajo el cual vivimos. Si algo caracteriza a las tecnoculturas contemporáneas su aparente carácter dual. Debajo de una leve capa de libertad (facilidad de comunicarnos, de crear, de informarnos, etc) aparece sin disimulo alguno el avance sin casi oposición del control y la vigilancia. a las cámaras de vigilancia permanente, a los sistemas de localización satelital, a los dispositivos electrónicos de seguimiento, a las tarjetas magnéticas, se le añaden prácticas que parecen directamente extraídas de las distopías futuristas imaginadas por autores como Aldous Huxley, Isaac Asimoy y George Orwel. Un mundo feliz en el que los niños podrán ser registrados como asesinos en potencia. Un artículo aparecido en el diario “El País” en marzo de 2008 da cuenta de la propuesta de un alto miembro de Scotland Yard de crear bases de datos que procesen el ADN de niños menores de cinco años “potencialmente peligrosos” cuya conducta que manifiete un futuro asesino.

Artículo citado
“Registros de ADN para niños potencialmente peligrosos” El País, 16-03-2008

Anuncios