Una ficción hecha de verdades: Chaplin en "El gran dictador"