El momento final del blog de Amores en Red


Han transcurrido algo más de dos años desde que cree este espacio de intercambio de experiencias afectivas en la red, como complemento al lanzamiento de mi libro “Amores en red. Relaciones Afectivas en Internet” (Prometeo) en octubre de 2005. La participación ha tenido muchos altibajos, pero en general estoy satisfecho. Hemos compartido las alegrías, tristezas y pasiones de muchos de ustedes. Espero que de un modo u otro este espacio les haya sido de utilidad. Ahora es momento de hacer un balance final. A partir de hoy no publicaremos nuevas entradas. Mantendré el sitio abierto abierto como memoria y archivo de esta experiencia que pienso ha sido buena. Todas las historias y comentarios publicados hasta hoy seguirán estando al alcance de todos quienes deseen leerlas y seguiremos publicando los comentarios que lleguen

Balance de estos dos años
Hemos publicado historias de amor y de desengaño, de infidelidades a través de la pantalla y de infidelidades concretas en un encuentro sexual, historias bizarras, relatos de acosos y de amenazas, hemos conocido las alegrías, decepciones y tristezas de personas (mayoritariamente mujeres) de diferentes países, hemos facilitado a quienes nos la pidieron, la lista de hombres que acostumbran a abusar de la confianza de mujeres necesitadas de afecto (“Lista de chantas” en el lenguaje coloquial de los argentinos y argentinas) y también hemos publicado algunas historias de ficción, incluso una novela que relata la historia de una obsesión pseudo amorosa a través de la red. Abrimos un servicio de chat que fracasó como tampoco funcionó la misma aplicación utilizada como medio para hacer consultas o comentarios sobre temas puntuales. Hemos publicado los textos respetando la “ortografía” original, muchas veces plagada de errores y/o modos propios de la escritura en el chat. Aunque sabíamos que muchas personas tendrían problemas para comprender pasajes importantes de los textos pensamos que al respetar la forma de escribir, permitimos conocer mejor la personalidad del autor/a.

Sabemos que el 35% de los visitantes del sitio que participaron en la encuesta se enamoró en Internet pero no conoció todavía al objeto de su amor y que otro 28% mantiene o mantuvo una relación amorosa con una persona que conoció a través de la Red, mientras que 12% dice que nunca se enamoraría de alguien en Internet. ¿Son estas cifras representativas?
La mayoría de nosotros usamos Internet de forma natural. El email, la web y el chat son parte habitual de nuestras vidas. Muchos conocen personas a través de la red , muchos otros mantienen contacto permanente con amigos y conocidos a través de la pantalla. algunos se enamoran, otros se pelean. Internet es parte de nuestras vidas.
Espero que hayan disfrutado de este espacio que se mantendrá abierto a todos quienes quieran conocer las historias, ideas y comentarios de ustedes y míos que hemos publicado en estos dos años. Si desean seguir mi trabajo pueden visitar Diego Levis – Comunicación & Educación y Tecnoculturas Contemporáneas
Muchas gracias por su confianza
Hasta pronto
Diego Levis