Sobre una encuesta de La Nación y el valor de publicar la opinión de los lectores


Una encuesta publicada por La Nación subraya que el celular es, junto al televisor, el dispositivo tecnológico más valorado por los argentinos. No en vano existen en el país más de 30 millones de líneas de telefonía celular activas (casi una por habitante, es cierto que muchas personas disponen de dos o más números)

Dice el artículo de La Nación:

“Para los argentinos, la televisión y el teléfono celular son los elementos tecnológicos de mayor utilidad, con el 58% de votos positivos, mientras que la computadora personal e Internet se situaron muy por detrás, con el 16% y el 7 %, respectivamente. También fueron considerados más útiles que la Web, dentro de los bienes tecnológicos, el DVD, el microondas y la cámara de fotos. Sólo el reproductor de MP3 está por debajo de la Red en términos de utilidad.

La poca mención a la Web está relacionada con una cuestión de acceso: sólo 3 de cada 10 argentinos utilizó Internet en el último mes, ya sea desde domicilios particulares o en algún lugar fuera del hogar, como cibers y trabajos. El acceso al ciberespacio es mayor entre los hombres (34% contra 27% de las mujeres) y entre los jóvenes (entre los menores de 25 años la utilización de la Web alcanzó a 6 de cada 10 jóvenes). ” Leer artículo completo

Más allá de los límites del estudio, es interesante conocer los comentarios que hacen los lectores de la versión en Internet del diario (hay que felicitar la iniciativa de los editores de La Nación de abrir la posibilidad de que los lectores aporten sus comentarios a todos los artículos que se publican en la edición electrónica del diario -cabe todavía hablar de diario o sería más adecuado buscar una nueva denominación, como por ejemplo minutario- )

Al margen de la tecnofobia de algunos comentarios y de la tendencia a repetir lemas y tópicos de la propaganda “todo digital” de otros, muchos de los lectores de La Nación plantean algunas cuestiones claves del proceso de informatización social, en algunos casos con mayor claridad que los expertos y los analistas, tantas veces condicionados por los intereses comerciales y políticos de las empresas del sector y de los organismos multilaterales- Cito algunos de los temas cuestionados: el alto precio de las conexiones a Internet a través del celular, la rápida obsolecencia de los equipos, el alto número de gadgets, la saturación de contenidos, la publicidad engañosa, los límites de la multifunción…

Más allá de la validez de encuestas de este tipo, lo realmente novedoso y valioso de este y otros artículos publicados por el minutario “La Nación” es la posibilidad que ofrece a sus lectores de cuestionar y debatir los contenidos de las notas. Cito a uno de estos lectores devenido autor:

“(….) Lo que sí está claro es el valor que aporta poder “comentar” esta nota: antes lo que publicaban los medios era “palabra santa” ahora, es cuestión de debate, se permite la interacción y los datos pueden ser chequeados, ampliados y refutados por los propios lectores. Lo cual es una excelente noticia. Y este es un ejemplo concreto.”