¿Qué sucede con el proyecto OLPC en Argentina?


A fines de marzo de este año un equipo de expertos del Departamento de Computación de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, dirigido por el matemático y criptógrafo Hugo Scolnik, publicó un informe de evaluación del software y hardware del primer prototipo llegado al país del proyecto OLPC por encargo del Ministerio de Educación de la Nación. La evaluación del equipo de la UBA no fue positiva. Sin embargo hay que tener en cuenta que la máquina y el software evaluados eran versiones embrionarias. Las precipitaciones juegan estas malas pasadas. Lo cierto es que desde entonces se ha opacado la visibilidad pública de los avances del proyecto en la Argentina. Alejandro Pisicitelli desde el sitio de educ.ar intenta mantener al dia acerca de las últimas novedades del proyecto en el mundo pero nada dice del estadio en que se encuentra el mismo en la Argentina. Cabe imaginar la incertidumbre que provoca en el ministerio de Educación los cambios que se vislumbran a causa de la candidatura electoral del ministro Filmus (pedirá licencia o dejará el cargo). Lo cierto es que el avance del proyecto parece haber caído en una suerte de limbo a la espera de definiciones.
Ojalá el proyecto sea retomado, pero que en esta nueva etapa se abandonen los fuegos artificiales y las cuentas de colores y se desarrolle un estudio serio que incluya experiencias piloto para evaluar la viabilidad y el valor pedagógico de llevar a las escuelas una computadora portátil para cada niño