"Nativo digital" – Cuando la propaganda reemplaza a las ideas


“Nativo digital” es un lema propagandístico de carácter reaccionario que oculta, entre otras cosas, la incapacidad que tenemos para comprender los comportamientos de los jóvenes, sus motivaciones y sus necesidades. Incapaces de mirar desde fuera de nosotros trasladamos a ellos nuestras incertidumbres atribuyendoles capacidades que no necesariamente tienen. Usar computadoras no implica conocer y mucho menos dominar el lenguaje informático
Hace 22 años que uso computadoras en mi vida cotidiana sin ser informático, ni por eso considerarme ni nativo ni inmigrante de ningún territorio particular (¿Estarán aludiendo al “ciberespacio”? ¿Recuerdan cuando todo era ciberespacio y cibercultura?). Nativo digital no es nada más que un lema de moda, hueco e insignificante (sin referente)
Nativo es aquel que nace y crece en un país, domina su lengua, adquiere naturalmente determinados habitos culturales (gestos, comidas, costumbres, sonidos, etc). ¿Los jóvenes de hoy dominan el lenguaje informático? Me produce risa. Doy clase a estudiantes universitarios argentinos de diversas edades, muchos de ellos menores de 20 años y la mayoría a duras penas saben usar el email y el chat y algunos juegan con videojuegos. Cuando les propongo utilizar nuevas herramientas (por ejemplo algo tan complejo como un weblog), inexorablemente, a muchos tengo que explicarles los procedimientos más sencillos. No hablemos si de lo que se trata es de configurar una computadora o introducir alguna línea de programación en un lenguaje tan poco complejo como el html.
Por otro lado cuando vivimos con tasas de pobreza que rondan el 50% como es el caso de la gran mayoría de los países latinoaméricanos hablar de nativos digitales, más allá de la masividad de los cibercafés y similares en países como la Argentina, es ignorar nuestro entorno y las condiciones de vida e intereses de gran parte de nuestros niños y jóvenes. Todo no es el reluciente brillo de los centros de las ciudades y de los barrios cerrados ni el mundo de fantasía de los “shopping centers”. Es hora de dejar de repetir como loros los clichés superficiales ( vacíos e ignorantes) con que nos machacan la cabeza algunos seudo intelectuales que actúan como cabeza de puente de las estrategias de marketing de las grandes compañías del sector.
Hace muchos siglos los nativos de estas tierras eran engañados con los “cristalitos de colores” que traían los conquistadores / invasores europeos
Anuncios