Bajar música no es un delito


Bajar música para uso privado no es un delito,dictaminó una jueza española. Esta actividad “entra en conexión con la posibilidad que el art. 31 de la Ley de Propiedad Intelectual establece de obtener copias para uso privado sin autorización del autor. Entender lo contrario implicaría la criminalización de comportamientos socialmente admitidos y además muy extendidos, en los que el fin no es ningún caso el enriquecimiento ilícito”, concluye la jueza en su fallo, que coincide en su argumentación con lo que muchos sostenemos hace años. Publicado en La Nación Leer nota completa

Anuncios